Deportes acuáticos para practicar en Ibiza

La combinación de agua y deporte es siempre una propuesta atractiva que asegura la diversión y una actividad física más que destacable. El entorno de Ibiza, además, resulta perfecto para que la experiencia sea para recordar.

Los paisajes de la isla, sus fondos marinos y la multitud de propuestas que ofrece son algunos de los atractivos que la convierten en un destino ideal para la práctica de deportes acuáticos.

Bucear en Ibiza: aguas claras y bellos recorridos

Ibiza se convierte en un destino perfecto para practicar el buceo y el snorkel en cualquier época del año gracias a la temperatura del agua. A lo largo del año no sufre grandes cambios, ya que se mantiene entre los 14 y los 18 grados.

Otra de las grandes cualidades de la isla es la claridad de sus aguas. En Ibiza encontrará una visibilidad más que óptima una vez sumergido, lo que propiciará una bella experiencia. Este hecho se debe a las praderas de posidonia oceánica, una especie endémica que crece en los fondos mediterráneos.

Cabe resaltar, además, que esta planta es un indicador de la calidad de las aguas, por lo que su presencia supone una garantía para aquellos que quieren disfrutar del buceo en un entorno limpio.

Los dos centenares de kilómetros de costa que ofrece Ibiza brindan multitud de recorridos y parajes adaptados a todos los niveles. Además, existen varios centros de buceo que permiten el alquiler del equipo y la realización de cursos. tres de los lugares más destacados de la isla para conocer su riqueza marina son los siguientes:

  1. Cuevas de Ses Caletes. Encontrarse con juegos de luz debajo del agua, con rayos que se cuelan en los recorridos que ofrece la galería y el túnel de este lugar, es una experiencia casi onírica que seguro que sorprenderá al que decida sumergirse en este bello paraje. Situado en las inmediaciones de Portinatx, en el norte de Ibiza, se puede conocer, además, una pradera de posidonia oceánica.
  2. Dado Pequeño. Se trata de uno de los lugares más concurridos de Ibiza para practicar este deporte acuático. Es apto para los buceadores menos experimentados y ofrece conocer una gran diversidad de especies marinas. Así, es posible observar cabrachos, corbinas, doncellas o morenas.
  3. Lladó Sur. Situado a cerca de 4 kilómetros del puerto deportivo Marina Ibiza se encuentra este islote, uno de los lugares más populares para los amantes del buceo en la isla. Es un enclave asequible para aquellos que no tienen mucha experiencia y permite conocer animales como castañuelas o pulpos.

Pero si aún tiene interés en conocer más lugares, éstos no son los únicos rincones que ofrece Ibiza para sumergirse en sus aguas y disfrutar de sus fondos. También son destacables otros parajes como la Plataforma Mariana, el Buque de don Pedro o La Esponja.

Surf, kitesurf y windsurf: Diversión gracias al viento y el mar

El viento de Ibiza convierte la isla en un destino ideal para practicar kitesurf o windsurf en invierno. Concretamente, la mejor época del año corresponde al periodo comprendido entre octubre y junio. Además, cuenta con multitud de playas, como la de Bosa, Illetes, Cala Conta o Es Cavallet, que son el entorno perfecto para estos deportes.

En cuanto a la práctica de surf, el paraje de Cala Nova es el mejor enclave de la isla para subirse encima de la tabla y cabalgar las olas que propician las rachas de viento de este lugar situado al sureste de Ibiza.

surfeando-olas-ibiza

Motos acuáticas: el mar es la mejor carretera

Si dispone de la licencia necesaria para conducir motos acuáticas, conocer la belleza de la costa ibicenca montado en una de ellas puede resultar una experiencia inolvidable.

Este deporte une la belleza del mar con la explosión de adrenalina de la velocidad, por lo que se trata de una combinación perfecta para disfrutar al máximo recorriendo la superficie del agua. Existen infinidad de rutas para realizar en moto acuática en Ibiza que, seguro, no defraudarán a los amantes de este deporte.

Flyboard y Seabob: toca disfrutar del aire y del agua

Una forma diferente de conocer lo que aguarda debajo de la superficie en Ibiza es el seabob. Este divertidísimo juguete marino permite sumergirse a distintas velocidades y adentrarse en el universo marino como si el conductor se convirtiera en un hábil pez. Además, se adapta a distintos niveles, ya que cuenta con dos potencias diferentes. Así, hasta los más pequeños podrán disfrutar de todo lo que ofrece.

El flyboard, por su parte, permite conocer la sensación de flotar… pero en el aire. Hasta 15 metros de altura pueden alcanzarse gracias a sus chorros. Éstos impulsan al “jinete” hacia el cielo para que allí se divierta haciendo piruetas. Cabe señalar que también se adapta a todos los niveles, por lo que si no se ha practicado nunca, la altura que se alcanzará será menor.

Pescar en el Mediterráneo

Ibiza también brinda múltiples posibilidades a los amantes de la pesca. Entre ellas, es destacable la del atún, una actividad que ofrece la posibilidad de hacer una excursión pesquera en barco, acompañado de un pescador y un marinero que guiarán durante todo el proceso. En esta ruta se puede disfrutar de una mañana o una tarde en el mar, que incluye una buena comida a bordo, además de la pesca “a curricán” de este bello y delicioso pescado.