5 excursiones en Ibiza durante el verano

Ibiza tiene fama a nivel mundial por sus playas y calas paradisíacas, así como una animada vida nocturna. Sin embargo pocos sitios de la región resumen tan bien el espíritu de la palabra Mediterráneo como este.

Excursiones en barco por Ibiza

Con una longitud de costa que supera los 200 kilómetros y una gran profusión de islotes y peñascos, son muchos los parajes por descubrir en este rincón del archipiélago balear.  Una excursión en barco por Ibiza es la actividad idónea para aquellos que buscan descubrir sus lugares más representativos de una manera diferente. Estas son cinco excursiones para hacer en Ibiza durante el verano.

Excursión Es Vedrà

Es Vedrà es uno de esos lugares que hay que ver en Ibiza. Este peñón, situado en el extremo suroeste, forma parte del Parque Natural del mismo nombre y es todo un símbolo de la isla. Además de su magnética y escultural belleza, Es Vedrà está considerado como un lugar místico, con numerosos mitos y leyendas que se tejen a su alrededor.

Supersticiones aparte, el valor ecológico de este islote es de gran importancia, gracias a una rica variedad de especies endémicas y a su reserva natural marina. Naturalmente, la única manera de llegar al islote es en barco y dada la importancia de este islote en el ámbito turístico y ecológico, es una de las rutas por Ibiza de mayor popularidad. Además, las fotos de su puesta de sol desde un barco son incomparables.

Excursión a Punta Galera

Tranquilidad y silencio son dos sinónimos de Punta Galera, uno de los entornos más extraordinarios del norte ibicenco. De una geografía agreste y caprichosa, esta pequeña cala mantiene en un estado casi virgen gracias a su difícil acceso. El barco es una manera alternativa de llegar a Punta Galera, en cuyo trayecto los visitantes pueden hacer una parada previa en las aguas transparentes de Cala Salada, una de las más apreciadas de Ibiza.

La zona de baño de Punta Galera está compuesta por una serie de terrazas de roca lisa, las cuales invitan a meterse en las aguas cristalinas. Sin embargo, visitarla en barco tienen la ventaja de poder disfrutar de una magnífica puesta de sol desde la tranquilidad e intimidad que ofrece una excursión privada.

Excursión a Sa Caleta

La playa de las Salinas es el punto de salida ideal para visitar Sa Caleta, la cual se encuentra a una media hora de navegación. Estamos ante una de las calas más admiradas del sur de Ibiza. De un característico color rojo, esta cala de relativa tranquilidad, ofrece buenas oportunidades para un chapuzón en sus aguas cristalinas, resguardadas por los peculiares acantilados de poca altura.

Por la corta distancia que las separa, una visita en barco a las cercanas Cala Jondal y Porroig es muy recomendable. La primera, muy frecuentada por exclusivos yates durante el verano, cuenta con el distinguido restaurante Blue Marlin Ibiza.

Por último, la excursión finaliza con una visita a la encantadora Cala Porroig. Situada dentro de una preciosa bahía, edificada únicamente por casetas de pescadores, es un refugio perfecto para embarcaciones. El contraste de los distintos tonos de azul y turquesa, mezclado con su fondo rocoso, la convierten en un tranquilo rincón para el baño y el submarinismo.

Excursión a Atlantis

También conocido como Sa Pedrera, este curioso y escondido lugar de Ibiza merece la pena ser conocido en barco. Esta antigua cantera, de donde se extrajo material para edificar las murallas de Dalt Vila, con el tiempo se convirtió en una especie de piscina natural, la cual fue un lugar mítico dentro de la cultura hippie que invadió Ibiza en las décadas de 1960 y 1970.

Se dice que dichas piscinas, las cuales se esparcen dentro de caprichosos acantilados tallados por el hombre, tienen una energía especial. Lo cierto es que durante su asentamiento en la zona, los hippies dejaron un abundante legado artístico pintado y tallado sobre la roca, donde abundan los motivos de deidades orientales.

Excursión a Cala Bassa y Cala Conta

A una escasa distancia de Sant Antoni de Portmany, se encuentran dos de las calas más famosas de la punta oeste de Ibiza: Cala Bassa y Cala Conta. Fina arena dorada y aguas cristalinas que asemejan una piscina son las cartas de presentación de Cala Bassa. Las aguas de esta popular playa, que alberga el legendario Cala Bassa Beach Club, es un mosaico de colores que invitan al baño, con la tranquilidad que ofrece la privacidad de un barco.

Por último, la excursión hace escala en Cala Conta, una de las playas mejor valoradas de Ibiza. Con una imagen que bien puede parecer una postal, desde esta cala se pueden observar la isla de Sa Conillera, Illa des Bosc y s’Espartar. De regreso a Sant Antoni, la excursión en barco termina con uno de los mejores atardeceres de Ibiza, frente al mítico Café del Mar.