Donde ver las mejores puestas de sol en Ibiza

Para los amantes de las puestas de sol, la isla de Ibiza es un lugar privilegiado para contemplar un auténtico espectáculo de luz y de color mientras el sol se pierde en las aguas del mar Mediterráneo. Tras los días de lluvia es el momento perfecto para contemplar los tonos de naranjas y rosados que ofrece la puesta de sol ibicenca, que se puede observar todo el año.

Una forma de conocer Ibiza es a través de sus puestas de sol, una ruta que se centra en el oeste de la isla y que ofrece panorámicas privilegiadas que arrancan en muchas ocasiones el aplauso de los que las contemplan por primera vez.

A continuación se ofrece una lista de lugares mágicos para contemplar la puesta de sol, comenzando por la Cala de Benirrás, ubicada el el norte de la isla, hasta llegar al sur con el Parque Natural de Ses Salines. Además de algunos lugares singulares para que no te quedes sin conocer esta espectacular faceta de Ibiza.

Cala de Benirrás

calas ibiza

Cada domingo el sonido de los tambores y de los timbales retumba en la Cala de Benirrás, desde donde se observa una de las puestas de sol más populares de la isla, acompañada de un mercadillo hippie. Como particularidad, desde esta pequeña bahía cerrada y protegida de los vientos, se puede observar la puesta de sol con el islote de Cap Bernat de fondo, también denominado “el dedo de Dios” por su peculiar forma alargada. La tamborilada y el mercadillo hippie suele comenzar aproximadamente los domingo a las seis de la tarde y en julio y agosto esta cita se convierte en una de las más multitudinarias.

Cala Gració

La ruta por Ibiza continúa, esta vez, muy cerca de Sant Antoni de Portmany, donde se encuentra Cala Gració, una pequeña cala de tan solo 80 metros de longitud y arena fina de color tostado. La forma particular de esta cala, que está rodeada por rocas y un bosque a ambos lados, hace de la puesta de sol en Cala Gració un momento inolvidable.

Sant Antoni de  Portmany

Si lo que buscas es una puesta de sol más animada, Ses Variades, en Sant Antoni de Portmany es el lugar perfecto para disfrutar de la despedida del sol. En este paseo las puestas de sol se disfrutan desde los bares y terrazas al ritmo de la música chill-out. Sant Antoni de  Portmany ofrece además muchas otras opciones para divisar las puestas de sol, como los denominados “beach club”. Entre los más populares, Café del Mar, que desde los años 80 se ha caracterizado por ofrecer una puesta de sol ligada a la música y la diversión.

Cala Conta

atardecer ibiza

Esta pequeña cala en el oeste de la isla, que forma parte de las Platges de Comte, ofrece una colorida puesta de sol salpicada por las pequeñas islas de S’Espartar, Es Bosc y Sa Conillera. Todas las rutas por Ibiza de puestas de sol ibicencas pasan por este lugar, situado a sólo 20 minutos de San Antonio de Portmany. Por eso suele haber bastantes aglomeraciones de turistas durante la temporada alta. Pero en definitiva, las Platges de Comte, bien de día o de noche, son uno de los rincones que hay que conocer en Ibiza.

Cala Tarida

 Cala Tarida es por el día una playa muy concurrida y turística, indicada para la práctica de deportes acuáticos. Al atardecer, esta zona de 260 metros de longitud y arena blanca es perfecta debido a su gran extensión para una puesta de sol más íntima y tranquila. Ideal para pasar un día en familia o practicando deporte en el agua y alargarlo para contemplar el ocaso.

Cala d’Hort

Dicen que el islote de Es Vedrà, visible desde Cala d’Hort, es uno de los lugares más mágicos de Ibiza. Historias y leyendas aparte, la puesta de sol desde Cala d’Hort, con la silueta de los islotes de Es Vedrá y Es Vedranell al fondo es una de las instantáneas más captadas por las cámaras fotográficas de los turistas de Ibiza. Cala d’Hort, de arena natural de color claro y aguas transparentes, es uno de los lugares ineludibles para cualquiera que quiera conocer Ibiza y sus atardeceres más espectaculares.

Parque Natural de Ses Salines

Pero si de verdad buscas una puesta de sol diferente, entonces el Parque Natural de Ses Salines es el lugar perfecto para contemplar cómo el sol se pierde en los estanques de sal, en las lagunas o en las montañas. El parque natural es un área protegida entre el sur de Ibiza y el norte de Formentera. Un lugar en el que los amantes de la naturaleza encuentran, además de los estanques de las salinas, una variada flora -como sabinas centenarias-, playas, acantilados y costas rocosas.